¿Quién cuida el huerto?

¿Quién cuida el huerto?

Recientemente he asistido a un curso sobre el Huerto Ecológico como Recurso Educativo impartido por Germinando ( http://germinando.es/), la experiencia ha sido fantástica y ha cambiado completamente mi visión de la Educación Ambiental.

Después de  veinte años intentando cambiar el sistema a través de la educación y no conseguir resultados, sumado a un contenido que auguraba un futuro incompatible con la vida humana, te conviertes en pesimista por agotamiento y te ronda la rendición.

Todo esto ha cambiado en sólo dos semanas, me han mostrado otra perspectiva, otra visión, esperanza, recursos nuevos, una realidad que lo engloba todo y me sirve para enseñarlo todo, al final como no podía ser de otra manera la respuesta estaba en la Naturaleza.

Desde un pequeño huerto puedes entender el mundo, puedes cambiar las ideas, puedes cambiar la sociedad, el sistema, puedes generar vida y no sólo la que sale de la tierra también en muchos corazones.

Pero ahora me viene una pregunta recurrente ¿Quien cuida huerto?

¿De qué me sirve el dinero si no hay tomates?

¿De qué me sirve tener un huerto si nadie lo cuida?

¿De qué me sirve tener una semilla si no hay suelo?

¿De qué me sirve un suelo si éste es sólo arena?

¿De qué me sirve el abono si no hay agua?

¿De qué me sirve el agua si esta está contaminada?

¿De qué me sirve el derecho a tener tomates en mi vejez si no hay tomates?

¿De qué me sirven los tomates si no hay para todos?

¿De qué me sirve una estantería con tomates si no los puedo comprar?

¿De qué me sirve una bandera si no se puede comer?

¿De qué me sirve un huerto hoy si mañana mi hija no podrá cultivar tomates?

¿De qué me sirve un reparto justo de los tomates si no hay tomates?

¿De qué me sirve tener millones de tomates si no me los puedo comer?

¿De qué me sirve millones de tomates virtuales si nunca podrán nacer?

Entonces… ¿Quién cuida el huerto?

No me sirven legisladores si no saben cuidar un huerto.

No me sirve un huerto si los tomates se los come el que tenga más lechugas.

No me sirven los derechos si estoy muerto.

No me sirve tener tomates si éstos se han arrebatado de las manos de mis congéneres.

No me sirven los discursos, las buenas intenciones, las promesas, una corbata, una falda larga, si no hay tomates.

No me sirve que unos pocos se coman los tomates y luego digan que todos comemos tomates.

El Planeta es mi Huerto, quiero un huerto sano, quiero un huerto vivo, quiero un huerto libre, quiero un huerto limpio, quiero un huerto donde se plante amor y se recoja felicidad, quiero un huerto que sacie a todos, quiero un huerto inmenso dónde quepamos todos, quiero que mis hijos disfruten de él, mis nietos, un huerto infinito, un nuevo huerto que la riqueza esté en el suelo, la energía en el sol y donde nunca falte el agua.

Todos somos hortelanos, de esto nadie se escapa, no empuñamos una azada pero todos dependemos de él, sin tomates no podemos vivir, para que vivan los tomates necesitan un huerto sano y un huerto sano necesita suelo, vida microscópica, sol, agua, un medio adecuado y un clima determinado. No nos engañemos somos vida igual que los tomates, si los tomates mueren nosotros morimos.

Si envenenamos el aire envenenamos los tomates.

Si envenenamos el agua envenenamos los tomates.

Si envenenamos el suelo envenenamos los tomates.

Si comemos tomates comemos veneno.

Este Huerto es de todos, todos tenemos derecho y deber de cuidarlo por nosotros y por los que vengan.

Gracias a Andrea y Almudena.

Daniel de Miguel Hernando.

Anuncios

El ecologista incompleto.

El ecologista incompleto.

Principios de 2018 hemos conseguido variar el rumbo hacia un planeta más sostenible? NO.

20 años de mi vida dando la matraca a todo a todo el mundo, siempre desde la empatía, la comprensión, la negociación , la tolerancia y me siento incompleto, ya no sé si todo ha sido una pérdida de tiempo, dudo si mi forma de vida es sostenible o soy un cómplice silencioso del problema.

Surgen nuevas propuestas que enraízan con fuerza, todo empezó con el animalismo  a pesar que es incoherente con la realidad, recomiendo este artículo de hace 4 años https://blogs.20minutos.es/ciencias-mixtas/2014/05/13/el-ecologismo-no-debe-caer-en-la-trampa-animalista/

Ahora choco con el veganismo,  en un principio interesante hasta que leo que no pueden usar hilo dental porque usa cera de abejas, pero tranquilos ya hay un sustituto.

El feminismo se ha vuelto una locura radical anti hombres, solo podemos participar como aliados, ni idea como se puede ser aliado de la busca de la igualdad si desde un principio decides que no somos iguales.

En política por fin desde los años 80 del pasado siglo tenemos diputados, senadores y concejales ecologistas, pero en vez de priorizar temas estructurales como la energía, la gestión del agua, la contaminación, la educación ambiental…proponen no cortar el rabo a los perros. Es verdad que forman parte de una especie de coalición de partidos que tienen propuestas casposas y les da igual la ecología, pero hace más Florent Marcellesi (https://es.wikipedia.org/wiki/Florent_Marcellesi) desde Bruselas que todos ellos juntos.

En Educación Ambiental antes que recurrir a expertas como María Novo, Mariangeles Murga-Merollo o Yayo Herrero, se contratan empresas de marketing para hacer campañas pueriles y refritos de consignas hippies.

Yo creía que mi trabajo había servido de algo pero no es así, cada vez que decidimos una dirección alguien se empeña en dar un rodeo, no somos perfectos, muchos problemas son heredados, es preferible fijar un objetivo realista que cientos imposibles.

Yayo Herrero me enseño que las dualidades es una forma de control y distraernos de los verdaderos problemas; hombre/mujer, prosistema/antisistema, carnivoro/vegano, coche/bicicleta, izquierda/derecha…

Wangari Mattay que hay que buscar las causas y que las soluciones paliativas no sirven para solucionar los problemas.

A pesar de todo me siento un ecologista incompleto pero lejos de frustrarme me da más fuerza, no siento la necesidad de buscar hilo dental sin cera de abejas, cuando uso mi coche es por su eficacia no por contaminar un rato, si como carne es porque mi metabolismo me lo pide, seguiré siendo feminista por mi hija, escucharé a cazadores, ganaderos, agricultores, liberales, conservadores, progresistas e intentaré que entiendan mi postura para poder llegar a un consenso, que no perfecto, seguro que cimienta objetivos más ambiciosos.

Sí, soy ecologista  incompleto, a mi manera, con mi criterio y al que no le parezca bien no me interesa.

Dani.

 

La maldición de la Y.

 

 

Cuando llevas mucho tiempo estudiando la problemática ambiental menos entiendes el poco interés que despierta a tus círculos más cercanos que sufren tus chapas fundamentalistas , a la sociedad en general y a la política en particular.

Por este afán de calmar mi frustración me fijo mucho en  la manera que los medios de comunicación transmiten las noticias sobre Medio Ambiente o como son tratadas en los programas electorales o como los sindicatos miran para otro lado cuando no les conviene.

Tras meses recluido en mis aposentos, porque me quedé sin un  trabajo remunerado, he concluido que la culpa la tiene la Y.

Si la Y, a secas, tan inocente ella, pues tiene la culpa de todo.

Cada vez que hay un problema ambiental se expone correctamente pero lo importante es la conclusión y esto lo determina la Y.

Un ejemplo reciente son las toallitas desechables que atrancan las cañerías, tardan en degradarse y terminan en el mar con vete tú a saber que pasajeros ya que sirven para limpiar fluidos corporales con una base orgánica en un entorno húmedo, vamos un crucero de lujo para los patógenos.

Vale, pues son un problema para la red de saneamiento y depuración, no para el Medio Ambiente, hasta que de repente aparecen en las costas, por lo que pasa a ser un problema medioambiental, entonces la noticia es: Atrancan las alcantarillas y afectan al Medio Ambiente.

Por lo que puede haber cosas que atranquen las alcantarillas pero no afecten al Medio Ambiente.

¿Seguro? Las alcantarillas atrancadas son un problema ambiental, su mal funcionamiento es foco de enfermedades y contaminación de agua, nuestro ecosistema urbano necesita depurar las aguas sucias  24 horas de igual manera que necesitamos su suministro potable, de otra manera sería imposible vivir en ellas.

¿Os imagináis que no llegue agua a tu casa? ¿Qué haces con tus residuos corporales? Se trata de un sistema artificial pero fundamental para la vida urbana, nuestro ambiente.

Y así pasa con todo, parece que esperamos la Y para preocuparnos o no. Arden toneladas de neumáticos y esperamos que nos digan que se trata de un problema ambiental, mientras no digan…y para la salud humana, estamos a salvo.

Arde un bosque y se trata de una catástrofe ambiental, si se quema una casa, o contamina unas marismas pasa a ser una catástrofe ambiental y económica. Por lo que se puede quemar un bosque y no haber consecuencias más allá de las estéticas.

Parece ser que podemos vivir respirando azufre, ozono, metales pesados y micro partículas hasta un nivel determinado, que no tengo muy claro si es para una persona adulta sana o se toma como referencia un recién nacido con su metabolismo a 1000 por hora.

A partir de un nivel afecta a la salud, a la economía,  a la movilidad, a la producción…vamos que yo entiendo que es de cajón que cualquier cosa que altere el Medio Ambiente va a tener consecuencias si o si sobre todo.

¿Entonces por qué esa maldita Y? ¿Por qué esa diferencia? ¿Se puede atacar al Medio y no sufrir consecuencias? ¿Se puede envenenar el agua de una pecera y no matar al pez?

Vivimos en una pecera suspendida en un infinito de oscuridad gracias a la energía de una estrella, nuestros cuerpos tienen unas necesidades constantes que tenemos que satisfacer, no podemos dejar de respirar porque el ciclo económico se vería afectado, no podemos cambiar el clima y pensar que se soluciona con otro ventilador, no podemos acaparar recursos y esperar que los demás se queden mirando mientras los agotamos, no podemos anteponer los empleos al medio porque sin medio no habrá empleos…maldita Y.

Somos como somos porque el medio lo determina, si cambiamos el medio dejaremos de ser lo que somos para convertirnos de nuevo en polvo de estrellas o abono para nuevos seres, esperemos que esta vez de verdad inteligentes.

 

 

Daniel de Miguel.